Si, tu pequeño miserable. Te crees muy listo, ¿verdad?. Claro, en la oficina mandas, diriges y no escuchas a nadie que no sea tu pequeño ego. Pues sinceramente, las tornas han cambiado. Te pensabas que llegarías, mandarías sobre mi y yo obedecería sin más. No muchacho, no. Quien manda soy yo y si no me obedeces te aseguro que lo lamentarás.

via Baron en Tumblr

via Lily en Tumblr


via Mademoiselle Ella en Tumblr


via A lighter look at life


via Sweet Lust en Tumblr


via Erotic guru en Tumblr

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies de terceros para garantizar una mejor navegación a través de nuestro sitio web.
Saber más sobre las cookies