Admiro a las mujeres. No ya sexualmente por mi calidad de hombre. No. Las admiro porque son hermosas y sencillas, aunque nosotros mismos las hayamos convertido en maniquís con vida. Admiro a las mujeres, por que más allá de lo que vemos, son muy más humanas que nosotros, mucho más cercanas, maravillosamente ellas. Pero la mujer que más admiro es aquella que, desde su sencillez, es capaz de ser más mujer que muchas otras.

via MecuroBCotto


via WildRainOfIceAndFire


via Jaime Ibarra


via miss-mosh


via Vampire-Zombie


via PB-HASS

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies de terceros para garantizar una mejor navegación a través de nuestro sitio web.
Saber más sobre las cookies