No espero ninguna recompensa por parte de nadie cuando tengo ganas de subyugar la mente y el cuerpo de alguien. Solo espero el placer para mi mismo y para mi mente. Aunque muchas otras veces quede solo en un simple instante maltrecho por un novato insumiso.

2013-09-29-Inspiracion-001

2013-09-29-Inspiracion-002

2013-09-29-Inspiracion-003

2013-09-29-Inspiracion-004

2013-09-29-Inspiracion-005

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

2 Respuestas

Utilizamos cookies de terceros para garantizar una mejor navegación a través de nuestro sitio web.
Saber más sobre las cookies